S?bado, 26 de octubre de 2013

Cuando un emprendedor esta en trabajando en desarrollar el crecimiento de su empresa, debe tener en cuenta una serie de parámetros que le permitirán alcanzar dicho objetivo con mayor facilidad y eficiencia. 

Una de estas medidas, y quizás la más importante, es tratar de crear en los clientes una buena imagen de nuestra empresa, que les haga estar contentos con el servicio prestado y estar dispuestos a recomendarla a sus conocidos. Si un cliente se siente satisfecho con la atención brindada por nuestro negocio, este creara un lazo positivo con nosotros y se convertirá en un cliente fijo que en un futuro no dudará en acudir nuevamente a solicitar nuestros servicios. Del mismo modo, esa persona se convertirá en nuestra mejor herramienta de marketing, aconsejando a sus amigos y conocidos a partir de la buena experiencia vivida con nuestro negocio.

A esta estrategia es la que se le denomina como solidificar nuestra marca con el buen servicio, y es una técnica muy conocida por todas aquellas personas que manejan un negocio de cualquier tipo. La importancia radica en que así como los clientes pueden fomentar nuestro crecimiento a partir de recomendaciones por el buen servicio, también pueden llegar a ser la sentencia de nuestra empresa si llegar a vivir malas experiencias con la misma. Es por esto que se debe ser muy cuidadoso con el trato con el cliente, y saber sacar beneficio de la buena publicidad que nos pueden brindar, para lograr fomentar debidamente el crecimiento de nuestra empresa y poder llevarla por un buen camino hacia el éxito comercial.


Publicado por jessicarluna @ 12:10
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios